Logo _cindeca
Inicio Contacto Mapa del sitio
 
banner institucional
Institucional
 
 
 

Historia Institucional

El CINDECA nació en el año 1973 a partir de grupos de investigación del Departamento de Tecnología Química de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP.
Su creación coincidió con el auge de la industria petroquímica en el país y en el mundo, lo que hizo que todos los esfuerzos iniciales se dirigieran hacia esa área.
Esto condujo a la realización de proyectos de gran envergadura, que se concluyeron exitosamente a escala de laboratorio, pero su concreción a mayor escala se vio frustrada por la gran inversión necesaria. A mediados de la década del ’80, con la flexibilización de la política del CONICET con respecto a la realización de trabajos a terceros, comenzaron a ejecutarse desarrollos de menor magnitud y con plazos mas cortos de finalización. Esta tendencia se ha ido incrementado a lo largo del tiempo. Hace unos años el rumbo de las investigaciones del instituto se diversificó y acorde a eso el significado de su nombre cambio, pasando de ser un

Centro de Catálisis en un Centro de Ciencias Aplicadas. Además se le dio el nombre de “Jorge J. Ronco” quien fuera creador y director del Instituto por varios años.

Hoy a 40 años de su creación queremos celebrar realizando diversas actividades de divulgación que culminarán en febrero de 2013 con las II Jornadas de Ciencias Aplicadas “Jorge J. Ronco”.

 

 

Biografïa del Dr. Jorge J. Ronco


El Dr. Jorge J. Ronco había nacido el 21 de agosto de 1920 en la Capital Federal. Como muchos jóvenes de su época, se trasladó a la ciudad de La Plata para estudiar en la prestigiosa Universidad de esa ciudad. En 1943 ingresó como asistente de investigación al LEMIT, donde comenzó a interesarse en los conceptos básicos de los procesos y operaciones de la industria química. Obteniendo su título de Dr. en Química en 1945.
Paralelamente a su trabajo de investigación, inició su labor docente en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, en donde dirigió trabajos de tesis de grado.

Su espíritu inquieto e innovador logró convencer a un grupo de compañeros de estudio, con quienes formó una empresa que denominó Enthalpos, cuyo rubro principal era la fabricación e instalación de equipos frigoríficos.

En el año 1956, tomó el cargo de Jefe de Departamento de Tecnología Química de la Facultad de Ciencias Exactas, de la Universidad Nacional de La Plata. Con la ayuda del recién creado Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), desarrolló una nutrida actividad de investigación en el área de Ingeniería Química en todo el país. Realizó contactos con las mejores universidades de Estados Unidos y Europa donde los más brillantes estudiantes graduados realizaron estadías de perfeccionamiento. En pocos años concretó de esa manera una renovación total de la enseñanza de la Tecnología Química en Universidades Nacionales como la de Buenos Aires, la del Litoral en Santa Fé, la de San Luis, de San Juan, la de Salta, entre otras.

A continuación se detallan algunas organizaciones que fundó, promovió su creación y puso en marcha:
- Instituto Petroquímico Argentino, donde ocupó cargos directivos hasta 1983.
- Asociación de Investigadores en Ciencias de la Ingeniería y Química Aplicada.
- Comité Nacional de Catálisis.
- Comité Argentino de Transferencia de Calor y Materia.
- Fundador y primer Editor en Jefe de la Revista Latinoamericana de Ingeniería Química y Química Aplicada.
- Fundador y primer Editor en Jefe de la Revista Latinoamericana de Transferencia de Calor y Materia.
- Jornadas de Investigaciones en Ciencias de la Ingeniería Química y Química Aplicada.
- Programa Nacional de Petroquímica de la Secretaria de Ciencia y Técnica (SECYT), que coordinó durante varios años.

Para la consolidación de sus grupos de investigación en La Plata fundó tres institutos:
- Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología en Alimentos (CIDCA)
- Centro de Tecnología de Minerales e Industria Cerámica (CETMIC)
- Centro de Investigación y Desarrollo en Procesos Catalíticos (CINDECA), que a partir del año 2002, en homenaje a su fundador, cambió su nombre al de Centro de Investigación y Desarrollo en Ciencias Aplicadas "Dr. Jorge J. Ronco" (CINDECA).

Se jubiló hacia el año 1983 como Profesor Titular de la Universidad Nacional de La Plata e Investigador Superior del CONICET, pero no significó acogerse a un merecido descanso. Por el contrario, multiplicó su actividad trabajando en comisiones en el CONICET, en la SECYT, en la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CICPBA) y en el rectorado de la Universidad Nacional de La Plata.

La muerte lo encontró a los 81 años gestionando un programa de apoyo a las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMEs), ya que siempre se preocupó por la interacción entre la industria y el sector científico. Además, estaba tratando de instrumentar con los jóvenes estudiantes un programa de estudio de los problemas del desarrollo nacional.

Su obra se plasmó en cientos de artículos publicados, pero fundamentalmente en la pléyade de discípulos diseminados por el mundo y en los discípulos de sus discípulos a los que transmitió su generosidad, tenacidad, pasión por la excelencia y su increíble optimismo.

 
 
 
Documentos
Sin contenidos para mostrar